Jueves, 14 Junio 2018 17:27

¿Qué hacer ante un conductor agresivo? ¿Se puede denunciar por acoso o agresividad en carretera?

Rate this item
(4 votes)

Los que usamos el coche a diario sabemos bien lo que es un conductor agresivo. ¿Qué debemos hacer cuando nos "cruzamos" con alguien que conduce de esta manera?

 

Según estudios recientes el 21% de los españoles no respeta la distancia de seguridad. Además, el 40% reconoce ponerse agresivo al volante mientras que solo un 17% reconocen no alterarse al volante.

Esto hace que sea facil que nos pongamos nerviosos conduciendo y que nos encontremos con alguna persona agresiva al volante. Estas personas suelen acosar y conducir agresivamente, así como gesticular y buscar el enfrentamiento con otros conductores.

¿Cómo debemos actuar cuando nos "cruzamos" con un conductor agresivo?

Si somos víctimas de un acoso en carretera, las autoridades recomiendan que en primer lugar intentemos apartarnos del camino del conductor que actúa de manera agresiva, retirándonos lo antes posible, si es necesario tomando la primera salida que haya en la carretera.

Otra recomendación es la de evitar en todo momento el contacto visual, ya que mirar a un conductor violento puede hacer que se enfurezca más. Lo mejor es ignorar todos los gestos que nos pueda hacer y continuar a nuestro ritmo. Desde la Guardia Civil de tráfico recomiendan además denunciar este tipo de conductas, para lo que suele ser un buen consejo, si viajamos con algún pasajero, que lo grabe todo en vídeo y llamar inmediatamente a la policía.

Según el código penal, acciones como insultar a otros conductores, echar el corte de manga, verte inmerso en una pelea, o chocar contra otro vehículo y darse a la fuga, están recogidas como infracciones a la Seguridad Vial o como faltas leves o graves.

El acoso vial, pegarse al vehículo que circula por delante, o adelantar con gestos hostiles e insultantes y colocarse delante sin distancia de seguridad para obligarle a frenar, puede ser sancionado con penas de hasta dos años de prisión, además de multas por importe de 500 euros y la detracción de seis puntos en el carné de conducir.

La conducción "demasiada tranquila" también puede crear situaciones extremas que acaben en decisiones agresivas. Un coche que va demasiado despacio o que no se mueve inmediatamente cuando se pone en el semáforo en verde, pueden ser suficientes para provocar agresividad en una gran parte de los conductores.

Por tanto, lo mejor es estar tranquilo. Conducir según apunta la normativa y la Seguridad Vial y, sobre todo, evitar a los conductores agresivos.

www.sadecocoslada.com

 

Fuentes:

www.abc.es/motor

 

Last modified on Jueves, 14 Junio 2018 18:01

Contacta con nosotros

Enviando este formulario, usted acepta nuestra politica de privacidad.
captcha
Recargar